Cosecha

De Wikiagro.com
Saltar a: navegación, buscar

| 1. Inicio Portal | 2.Primer paso | 3.Reconociendo la variabilidad | 4. Validación a campo | 5. Muestreos Dirigidos de Suelos | 6. Toma de decisiones | 7. Siembra / Fertilización | 8. Control y monitoreo | 9. Cosecha |


Usted está en el Portal Solución Ap. Ir a -> Portal:Productos.

Control de Resultados

La cosecha es donde empieza a definirse el ciclo del cultivo. Los monitores de rendimiento brindan una serie de datos que de ser generados, procesados y analizados de manera eficiente pueden ser transformados en información muy valiosa y de gran impacto en el proceso productivo. Esta información puede entonces actuar como herramienta de control sobre las decisiones que han sido llevadas a cabo, pueden abrir y orientar discusiones de manejos adecuados o incorrectos y pueden, a través de las campañas, ir acumulando experiencias que nos permitan mejorar las decisiones futuras.

Es por esto que la información que el monitor de rinde genere debe ser de la mayor “calidad y fidelidad”, de manera que refleje con la mayor precisión posible lo que sucede en la realidad de cada lote. La calibración del monitor ocupa un lugar muy importante en esta etapa.

¿Qué factores debo tener en cuenta a la hora de calibrar un monitor de rendimiento?

Una idea central para tener en cuenta es que los datos del rendimiento del cultivo no se mide directamente sino que es el resultado de una serie de mediciones combinadas y calculadas generalmente entre: velocidad de flujo, velocidad de cosecha, ancho de trabajo, humedad del grano y flujo de cultivo. Si la calibración de alguna de estas mediciones no es la adecuada, los datos comienzan a perder relación con la realidad y dejan de ser confiables para el análisis.

¿Cuál es el riesgo de no tener bien calibrado el monitor?

Si el monitor no está bien calibrado, dará un mapa de mala calidad que no reflejará la realidad del lote. Pueden marcarse zonas buenas como malas, zonas malas como buenas, puede marcar todo el lote con un rinde parejo cuando hay variación, etc. Lo cierto es que dará información errónea y falsa de la realidad. En algunos casos esto se percibe a simple vista en el mapa y éste se descarta, pero en otros casos los errores de calibración son imperceptibles y uno no sólo termina conservando el mapa sino que además lo usa para tomar decisiones. Por este tipo de situaciones es que siempre es aconsejable “procesar” el mapa de rendimiento.

¿Qué significa procesar un mapa de rendimiento?

Significa que el mapa salido de la cosechadora es sometido a una serie de procesos estadísticos estandarizados y protocolarizados que consisten en identificar y sacar del mapa todos los puntos erróneos a la vez que detecta los posibles errores de calibración. El procesamiento implica además una normalización de los datos y una corrección estadística del rinde del monitor al rinde real del lote, de manera que el mapa me muestre exactamente lo que ha pasado en el lote, inclusive con el peso de la balanza. Además, los mapas “limpios” son interpolados de mapa de puntos a mapa de áreas de manera de poder contrastarse mejor con los mapas de ambientes.

¿Cómo puedo procesar mis mapas de rendimiento?

Subiendo por internet la información en “crudo” de la tarjeta de la cosechadora, Solución AP le devuelve en unos días los mapas de rinde limpios, procesados y en formato de puntos, áreas y de grilla.

¿Qué pasa si tengo un lote cosechado con más de una cosechadora?

No pasa nada. Parte del procesamiento de la Solución AP consiste, en el caso de haber más de una máquina en un lote, en unir las diferentes tarjetas de los monitores también con criterio estadísticos de manera que si los monitores están calibrados, no se note diferencia y quede todo dentro de una misma carga y un solo mapa. Esto también contempla diferentes marcas de monitor.

Mapas de Rendimiento y Solución AP

Más que para empezar a recorrer el ciclo de implementación de la agricultura de precisión, la Solución AP encuentra en los monitores de rendimiento una herramienta fundamental para controlar el trabajo realizado durante toda la campaña y para cuantificar las diferencias entre los ambientes.

Un mapa de rendimiento que coincida con los ambientes previamente establecidos, me estará confirmando que las decisiones de manejo fueron adecuadas. Por el contrario, si yo obtengo un mapa de rendimiento que me muestra los ambientes "al revés", es decir, que el cultivo rindió mas en lo que yo identifiqué como peor ambiente, tendré que evaluar los motivos y establecer si hubo situaciones particulares a la campaña, si tuve eventos climáticos influeyentes o si el problema estuvo en alguna de las labores. De cualquier forma, toda esa información de análisis hacia atrás la tendré muy a mano, ya que paso por paso, se habrá documentado en el proyecto de Solución AP.

Links de Interés

  1. Contáctese con el Centro Regional de Implementación Tecnológica de su zona.